Descubra cómo es la emprendedora chilena

Descubra cómo es la emprendedora chilena y sus motivaciones para desarrollar su negocio:

Mujeres Emprendedoras

SEPA CÓMO ES LA EMPRENDEDORA CHILENA

Tiene entre 30 y 50 años, la mayoría gana el sueldo mínimo y su aterrizaje en el ecosistema emprendedor surge, principalmente, porque no encuentran otra opción para generar o complementar sus ingresos. A continuación, presentamos dos estudios que desmenuzan y permiten elaborar un perfil de la nueva empresaria chilena.

El emprendimiento es para muchos el principal motor de crecimiento y desarrollo económico, además de contribuir a disminuir las brechas de ingreso y así la desigualdad. Y en nuestro país, una de las principales tareas pendientes para seguir avanzando en el camino del desarrollo, es la incorporación de las mujeres en este ecosistema. A pesar de los importantes avances que se han presenciado en este Gobierno, aún estamos lejos del promedio de América Latina y de los países desarrollados.

Recientemente, se han publicado dos estudios que desmenuzan el perfil de la emprendedora chilena y que permiten tener una visión clara sobre sus motivaciones para emprender. Uno de ellos es la tercera versión de la Encuesta de Microemprendimiento del Ministerio de Economía, (Ver Online y/o Descargar aquí – PDF) la cual permite entre otras cosas, analizar las diferencias entre los emprendedores según género, si es que éstas existieren.

Dentro de los resultados más interesantes encontrados en este informe, destaca en primer lugar que las emprendedoras en nuestro país nacen por necesidad. Es decir, las mujeres inician su emprendimiento, no porque se haya presentado una oportunidad en el mercado, sino porque no encuentran otra opción para generar o complementar sus ingresos. En particular, se tiene que un 57,9% de las mujeres emprende ya sea porque no logró encontrar un trabajo como asalariada o porque fue despedida por un lado, y para obtener mayores ingresos o para tener mayor flexibilidad horaria por otro.

Otro dato de la investigación es la alta proporción de mujeres emprendedoras que gana el salario mínimo. Dentro del total de 665.535 emprendedoras, un 56,7% gana igual o menos a $193.000 mensuales, mientras que en los hombres un 29,6% está en esta situación. A pesar de que las razones detrás de esta brecha salarial son múltiples, se puede inferir que en este resultado influye que las mujeres se desempeñan en ocupaciones con condiciones de trabajo diferentes a las de los hombres, de menor calificación y por ende de remuneración. Esto se ve además reflejado en el mayor porcentaje de mujeres informales (52,3% vs 46,1% los hombres).

Algunos números de la investigación señalan que:

  • Un 38,0% de los emprendedores son mujeres: Del total de 1.753.505 emprendedores, 665.535 son mujeres, correspondientes al 38,0%.
  • La mayoría son jefas de hogar: Un 40,8% de las emprendedoras son jefas de hogar y un 36,5% son cónyuges del jefe de hogar.
  • Mujeres sin pareja emprenden más que los hombres: Las mujeres que se encuentran solteras, separadas, divorciadas o viudas han emprendido el doble, en términos relativos, que los hombres.
  • Un 47,6% de las emprendedoras tiene entre 35-54 años: en línea con los hombres, de los cuales un 47,5% se encuentra también en ese tramo.
  • Mayoría de las mujeres trabaja en Comercio y Manufactura: Un 45,3% de las mujeres trabaja en Comercio y un 18,1% en Manufactura.
  • Más de la mitad de las mujeres gana el ingreso mínimo: Un 56,7% de las mujeres gana igual o menos que $193.000 mensuales. Los hombres que se encuentran en esta situación corresponden al 29,6% del total.
  • Generan menos empleo: un 23,6% de las mujeres tiene trabajadores, mientras que los hombres un 34,9% lo hace. De éstos, un 44,8% de las mujeres tiene más de un trabajador, en cambio en los hombres es un 58,0%.

Por otra parte, el Centro de Competitividad de la Universidad del Pacífico dio a conocer el “Reporte de Caracterización del Perfil de las Emprendedoras en Chile 2013″ (Ver Online y/o Descargar aquí – PDF). El documento documento precisa que en relación a las habilidades técnicas, se observa que las emprendedoras tienen una mejor alfabetización digital, siendo el peor de los indicadores de la medición el manejo de la planilla electrónica, con un 72% de utilización, lo cual aún deja la oportunidad para mejorar este aspecto.

Otro tema que muestra gran diferencia se relaciona con los rubros de los emprendimientos. El año 2011, gran parte de las emprendedoras creaban sus proyectos basándose en actividades de extensiones del hogar (servicios relacionados a la alimentación y la creación de artesanías y manualidades). En 2013, los números indican que el 17% de las mujeres tienen alguna actividad relacionada con la fabricación de alimentos y el 18% están dedicadas a la fabricación de artesanía de distinto tipo, lo que refleja que los emprendimientos de las mujeres en el presente año son más profesionalizados y muestran una visión de futuro.

Viviana Paredes, subdirectora del Servicio Nacional de la Mujer, destacó que si bien gracias a las acciones del Gobierno de Sebastián Piñera se han implementado más de 250.000 nuevos emprendimientos registrados en el país, siendo el 65 % sustentado por mujeres, no deja de ser imperioso brindar un mayor apoyo a las emprendedoras para romper el círculo que fomenta la dependencia económica de género.

Por su parte, María de los Ángeles Undurraga, Directora Ejecutiva de Mujeres del Pacífico y conocedora del ecosistema emprendedor femenino, señala que “las mujeres emprendedoras chilenas no piensan en escalar sus negocios. Son proyectos pensados para mercados pequeños. Es por ello que el desafío es apoyarlas para que cuando decidan emprender piensen en grande. Debemos emparejar la cancha para que el  emprender no sea tan arriesgado para la mujer como es hoy en día”.

En cuanto a los datos revelados por la investigación, podemos mencionar que:

  • Edad de emprendimiento: El 69 % de las emprendedoras chilenas tiene entre 31 y 50 años.
  • Educación de emprendedoras: El 65 % de ellas tiene Educación Media o Educación Técnica completa.
  • Estado civil de emprendedoras: 60 % de las emprendedoras nacionales son casadas o divorciadas.
  • Años de emprendimiento: Sus emprendimientos en un 84 % tienen antigüedad de entre uno y 10 años.
  • Empleabilidad de emprendimiento: El 89 % de los emprendimientos dan trabajo entre una a seis personas.

Fuente: innovacion.cl

Facebook

Twitter