La cadena de valor de la innovación

Los desafíos de generar ideas nuevas y obtener utilidades con ellas son diferentes para cada empresa. Una firma puede destacarse en descubrir buenas ideas y tener un sistema débil para llevarlas al mercado. Otra organización puede tener un proceso estupendo para financiar y lanzar nuevos productos y servicios, pero muy pocos conceptos por desarrollar.

En este artículo, Hansen y Birkinshaw recomiendan que los ejecutivos no usen los enfoques y herramientas más recientes y ambiciosos en innovación sin comprender las deficiencias propias de los sistemas de innovación de sus empresas. Ofrecen un marco para evaluar el desempeño en innovación: la cadena de valor de la innovación. Ésta comprende tres fases principales de innovación (la generación de la idea, su concreción y difusión), así como las actividades cruciales que se efectúan en esas fases (buscar ideas dentro de su unidad; en otras unidades; externamente; seleccionar ideas; financiarlas; y promoverlas y difundirlas por toda la empresa). Usando este marco, los ejecutivos obtienen una mirada integral de sus esfuerzos en innovación. Pueden detectar sus eslabones más débiles y ajustar mejores prácticas en innovación para fortalecerlos.
.
Normalmente, las empresas sucumben ante uno de estos tres escenarios amplios de “eslabón más débil”. Son escasas en ideas, deficientes en concreción o deficientes en difusión. El artículo examina cómo las empresas inteligentes –entre ellas Intuit, P&G, Sara Lee, Shell y Siemens– modificaron sus mejores prácticas en innovación y las aplicaron para abordar las necesidades y falencias particulares de sus organizaciones.
.
Para adoptar esta perspectiva, las empresas necesitan indicadores nuevos que pueden ser extraídos de cada eslabón de ésta. El enfoque también entrega nuevas funciones a los empleados, como ser “exploradores externos” y “evangelistas internos”. Es más, en su búsqueda por nuevos empleados, las empresas deberían escoger a los candidatos que puedan ayudar a abordar sus falencias particulares en la cadena de valor de la innovación.

Vía: innovacion.cl

Facebook

Twitter